¿Qué es el lending? Todo sobre los préstamos de criptomonedas

Todo el mundo está familiarizado con los préstamos. Existen en multitud de contextos financieros, incluido el criptoespacio. Pero ¿entendemos bien qué es el lending con criptos? Este término se está popularizando, pero guarda ciertas diferencias con los préstamos tradicionales.

A Grosso modo, el lending de criptomonedas consiste en tomar prestados ciertos activos digitales de un usuario para dárselos a otro. Se trata de un servicio inmediato que ofrecen los principales exchanges. Por supuesto, el proceso implica una comisión, pero permite a los traders operar sin esperar.

¿Cómo funcionan los préstamos de criptomonedas?

El lending con criptoactivos vincula a tres actores principales. Por un lado, tenemos al usuario que presta. Por otro, se encuentra el usuarios que pide prestado. Mediando, encontramos al exchange o la plataforma DeFi que gestiona el préstamo.

Lending con criptoactivos: solicitud de préstamos

Como solicitante de un criptopréstamo, el aspecto más relevante a tener en cuenta en la mayoría de los casos es el colateral. Hay muchas estrategias para garantizar el pago. Entre las opciones más destacadas, encontramos los colaterales inmobiliarios y las garantías de los préstamos propios del trading con márgenes.

En este último escenario, el colateral es el balance de la cuenta del usuario. Si pides criptos prestadas para hacer margin trading, la plataforma o el exchange puede cerrar la operación si el mercado se mueve en tu contra. Básicamente, le concedes poder al mediador para que liquide tu posición.

Lending con criptomonedas: el prestamista

Para que alguien reciba un préstamo, al otro lado debe haber alguien ofreciendo sus activos. En el caso del lending con criptomonedas, los usuarios suelen recurrir a contratos inteligentes o, directamente, bloquear sus activos digitales en un pool gestionado por el exchange o la plataforma que medie.

Lending con activos digitales: la plataforma

Los intermediarios pueden ser tanto exchanges centralizados como plataformas de finanzas descentralizadas. En ambos casos, el funcionamiento del lending es similar, obviando las condiciones de cada compañía en cuestiones como los tipos de interés, los límites temporales del préstamo o la variedad de criptos disponibles. 

Criptolending vs. préstamos tradicionales

Una de las principales diferencias entre el lending de criptomonedas y los préstamos tradicionales es la inmediatez. Un criptopréstamo se concede con mucha más rapidez. Es bastante habitual que solo lleve unos minutos recibir el préstamo de activos digitales. Esto es prácticamente imposible en las finanzas tradicionales.

Pensemos en una entidad financiera concediendo un préstamo. Por mucho que se esfuerce en acelerar el proceso, tiene que cumplir con unas regulaciones que retrasan la recepción del capital por parte del solicitante, especialmente en contextos que implican operaciones de trading.

En este sentido, podemos hablar de la cuestión regulatoria y de la evaluación de los préstamos como dos factores que marcan la diferencia. Cuando pedimos un préstamo de dinero fíat, existe todo un marco legislativo internacional que respalda al prestamista y protege al solicitante.

En el caso de los préstamos con criptos (en realidad, todo lo que tenga que ver con el criptoespacio), la regulación se encuentra en una fase inicial. Esta circunstancia, como acabamos de ver, permite la concesión de préstamos casi inmediatos. Pero esto no significa que las plataformas DeFi y los exchanges no valoren ciertos aspectos de los usuarios antes de otorgarlos.

Los exchange suelen conformarse con la verificación de las cuentas de sus usuarios a través de procedimientos KYC. En el caso de las plataformas DeFi,la calificación de los usuarios es algo más compleja debido a la descentralización. Puede llegar a tener más peso la valoración del resto de usuarios que hayan interactuado con el solicitante del préstamo.

Tipos básicos de lending

Llegados a este punto, podemos diferenciar entre dos formas de acceder a los préstamos con criptoactivos: a través de exchanges o de protocolos descentralizados de lending. Pero, a la hora de prestar criptos o recibirlas prestadas, más allá del medio, puede que resulte más interesante definir dos tipos de préstamos: con o sin colateral.

Cuando los préstamos incluyen colaterales, es más probable que el solicitante tenga más tiempo para usar los fondos. Es comprensible. Se están ofreciendo más garantías de pago. En cambio, los préstamos sin colateral permitidos por los protocolos DeFi (también llamados préstamos flash) tienen una vida media muy corta.

Gestionados exclusivamente por contratos inteligentes independientes de cualquier intervención humana, este tipo de lending depende de un solo bloque. Si el solicitante no puede devolver el montante prestado más los intereses, se anula la operación antes de validar el bloque.

Ventajas y desventajas del lending de criptomonedas

Ventajas del criptolending

Ya hemos visto que la principal ventaja del lending de cirptomonedas es la inmediatez. La disponibilidad de fondos en cualquier momento, sobre todo en el caso de préstamos colateralizados, permite realizar un mayor número de operaciones y aprovechar más oportunidades.

La automatización del proceso es otra ventaja destacable, sobre todo cuando nos referimos a los préstamos flash. La eficiencia de los contratos inteligentes hace del lending con criptoactivos una herramienta de trading con una capacidad de crecimiento enorme. Por supuesto, la automatización también tiene un impacto positivo en la generación de ingresos pasivos para los prestamistas.

Desventajas del lending con criptos

La contraparte la encontramos en la alta probabilidad de sufrir liquidaciones por recurrir a colaterales poco sólidos. Incluso en el caso de préstamos con fuertes colaterales, la volatilidad extrema de los activos digitales puede sacarnos del mercado si no realizamos un estudio concienzudo.

¿Y los hackers? Sí, tardaban en aparecer, pero hay que decir que los contratos inteligentes no son la panacea. Están expuestos al ataque de piratas informáticos que pueden aprovechar códigos débiles o brechas de seguridad. Y si ocurre, puedes dar por perdido tu dinero. Por suerte, la mayoría de plataformas y exchanges cuentan con algún tipo de fondo de compensación.

Plataformas más importantes de lending

Binance

Es quizás la opción más popular, con préstamos de hasta tres meses de duración y la mayor variedad de criptos disponibles: cerca de medio centenar. Su tasa de interés anual alcanza el 7% para el lending con stablecoins, siendo variable para los préstamos con el resto de criptos. En cuanto a la cantidad mínima mínima que se puede prestar, el valor es tan bajo como un dólar.

Crypto.com

También ofrece préstamos con criptos de hasta tres meses, siendo la lista de criptos disponibles algo más reducida que la de Binance: 35 activos digitales diferentes. Este punto se compensa con un interés anual de hasta el 12% para stablecoins y el 6.5% en el resto de los casos. Eso sí, el contraste es enorme si nos fijamos en el mínimo que se puede prestar: 250 USD.

BlockFi

Si nos dejamos llevar por el montante mínimo, la plataforma neojerseyesa destaca por no definir ninguno. Tampoco pone límites temporales a los préstamos. Ofrece un APR máximo de un 9.3% para los préstamos con stablecoins y un 6.5% para otras criptos. Flaquea en cuanto a variedad, limitándose a la decena de activos digitales listados.

CoinLoan

La plataforma con sede en Estonia ofrece ocho criptos más para prestar, pero compite bastante bien en términos de APR máximo: 12.3% para el lending con stablecoins y un 7.2% en el resto de casos. Obliga a los usuarios a prestar una cantidad mínima equivalente a 100 USD, con préstamos que pueden durar hasta 3 años. 

Celsius

Sigue de cerca a Binance en cuanto a la variedad de criptos para hacer lending: 41 activos digitales. Otro punto a su favor es la duración ilimitada de los préstamos. También lo es el mínimo prestable: tan bajo como quiera el usuario. Si echamos un vistazo a las tasas de interés anual, tampoco está nada mal: hasta un 13.3% ó un 17.7%, en el caso de las monedas estables, y algo más de un 6% en el resto de préstamos.

Deja un comentario