¿Qué es un bróker de bolsa y cuál es su trabajo?

Es posible que te preguntes qué es exactamente un bróker de bolsa y cómo funciona. A continuación, te mostramos todo lo relativo a esta figura tan importante para invertir en los mercados financieros.

En muchas ocasiones, se asocia la palabra bróker con alguien que se gana la vida invirtiendo en bolsa; y lo cierto es que no es así: la persona que opera activamente en los mercados financieros es un trader, no un bróker. En este artículo también veremos las diferencias.

¿Qué es un bróker de bolsa?

La palabra “bróker” se traduce como “intermediario” o “corredor”: alguien que interviene en una compraventa para conectar la oferta y la demanda.

En muchos sectores es necesario un bróker, por ejemplo, el inmobiliario. Aunque, a decir verdad, para comprar o vender una vivienda no es imprescindible esta figura, lo cierto es que dispone de los medios y los contactos necesarios para rematar la operación. Facilita mucho el trabajo.

Sin embargo, en el mundo de la bolsa y los mercados financieros sí que es necesario contar con los servicios de un bróker forzosamente, debido a que los usuarios o inversores no pueden comprar y vender directamente en el mercado. La única forma de acceder a estos mercados es a través de un bróker debidamente autorizado para ello.

Así pues, para comprar o vender acciones o cualquier otro producto financiero que cotice en un mercado, el usuario debe ponerse en contacto con un bróker de bolsa y expresarle sus intenciones mediante órdenes precisas. Después el bróker (puede ser una persona física o una empresa) ejecuta dichas órdenes por cuenta de su cliente. También suele ofrecer todos los servicios necesarios para la inversión en bolsa (la infraestructura necesaria, mantenimiento de cuenta, depósito de los activos).

Los brókers de bolsa aplican comisiones por este servicio y de este modo obtienen sus honorarios.

Es necesario señalar que para ejercer esta actividad se debe contar con una licencia que otorgan las autoridades en materia financiera y encontrarse bajo la supervisión de la misma. De esta manera, los fondos de los clientes se encuentran totalmente seguros y el bróker no tiene capacidad para realizar cualquier tipo de acción fraudulenta.

¿Pero este trabajo no lo puede hacer mi propio banco?

En efecto, las entidades bancarias tienen capacidad para ejercer como brókers. Incluso es posible dar las órdenes presencialmente, en la oficina bancaria.

Sin embargo, no se debe caer en el error de pensar que los brókers bancarios, por el hecho de la cercanía, ofrecen mejores servicios y mejor asesoramiento que un bróker que sea 100% online y ejecute las órdenes a través de una plataforma de trading. De hecho, suele suceder lo contrario.

El personal de la banca no tiene un conocimiento profundo del funcionamiento de los mercados financieros. Un bróker bancario ofrece el servicio, pero en realidad un bróker online es un verdadero especialista en la materia. Además, ofrece una serie servicios paralelos relacionados (como guías de formación, tutoriales, informes de mercado, señales, noticias económicas, etc.).

Los brókers online suelen tener un servicio de atención al cliente a disposición de sus clientes. Con personal capacitado para atender las dudas y solventar problemas que puedan surgir.

Todo ello por no hablar de las comisiones, las cuales suelen ser superiores en los brókers bancarios. Esto se debe a que el sector de intermediación financiera online es más competitivo que el sector de la banca.

¿Cómo funciona un bróker de bolsa?

Un bróker online funciona íntegramente por esta vía. Para poder comenzar a invertir en bolsa sólo se deben contratar sus servicios a través de un proceso de apertura de cuenta.

Se trata de un proceso rápido y sencillo. Se realiza contactando con el bróker a través de su página web, rellenando los formularios oportunos y enviando la documentación necesaria en formato digital.

Una cuenta con un bróker es similar a una cuenta bancaria, sólo que el saldo depositado en ella sirve como capital para realizar operaciones de compraventa de activos financieros. También pueden depositarse los valores comprados y no sólo dinero.

Por supuesto, el inversor o trader tiene capacidad para realizar depósitos y retiradas en la misma mediante instrumentos de pago (como tarjeta bancaria, transferencia, Paypal, etc.). Cada bróker tiene su propia política y sus medios de pago en relación con estas operaciones de efectivo.

Un aspecto interesante de los brókers online es la posibilidad de invertir las 24 horas del día (hay mercados financieros que no cierran). Esto se debe a que las órdenes se lanzan a través de una plataforma de operaciones que proporciona el propio bróker gratuitamente. No es preciso esperar a que el bróker se encuentre en horario de trabajo puesto que todo se realiza digitalmente.

En la plataforma de trading se realizan todas las funciones necesarias (visualizar los mercados, analizar gráficas, lanzar órdenes, ajustar y gestionar las operaciones y el saldo de la cuenta, etc.). Es la única herramienta que necesita un trader; además de un pequeño capital y la infraestructura (terminal, conexión a Internet, etc.).

Hoy en día, en un mundo tan globalizado y gracias a las nuevas tecnologías, cualquier persona que decida invertir tiene a su disposición acceso a una gran cantidad de mercados financieros. Es tan sencillo invertir en petróleo o acciones de Amazon, como en el Euro/Dólar o el Ibex 35. No hay barreras de ningún tipo.

Por este motivo, normalmente, los brókers online trabajan activos financieros de todo el mundo pertenecientes a los siguientes mercados:

  • Mercado de divisas (también llamado Forex; de Foreign Exchange).
  • Acciones de bolsa.
  • Índices bursátiles.
  • Materias primas (como el oro, el petróleo, el gas natural, etc.).
  • Criptomonedas.
  • Fondos de inversión cotizados (Por sus siglas en inglés, se les llama ETFs).

Además de la plataforma de trading para equipos informáticos, la gran mayoría de brókers de bolsa online proporcionan la versión para dispositivos móviles. Gracias a estas aplicaciones, es posible operar en los mercados desde cualquier lugar y a cualquier hora.

Tipos de brókers de bolsa

Existen varios tipos de brókers. Pueden clasificarse de diferentes formas. Sin embargo, a priori, en función de los activos que ofrecen, podríamos dividirlos en estas categorías:

  • Brókers de acciones: son brókers que únicamente permiten el acceso a una o unas cuantas bolsas de valores determinadas para negociar con acciones de empresas y algunos otros activos. Su catálogo de productos financieros disponibles es más limitado, pero son especialistas en los activos que trabajan y pueden ofrecer buenas condiciones a sus clientes. Su servicio suele estar orientado a la inversión a largo plazo (la compra de acciones para depositar y mantener).
  • Brókers de Forex y CFDs: este tipo de brókers suelen ser online. Proporcionan acceso a una gran cantidad de mercados financieros (los mencionados unos párrafos más arriba). A pesar de que pueden ofrecer la posibilidad de negociar con acciones (y con muy buenas ofertas), principalmente dan acceso a los mercados a través de un producto derivado llamado Contrato Por Diferencias (CFD, por sus siglas en inglés). Los CFDs tienen una serie de ventajas para los traders a corto plazo y principiantes que no dispongan de un nivel elevado de capital. No obstante, se debe tener un exhaustivo control del riesgo.
  • Bróker de futuros: dan acceso al mercado de futuros y opciones financieras. Otro tipo de derivado que cotiza en un mercado oficial y también tiene sus ventajas. Sin embargo, son productos más rígidos que los CFDs.

Normalmente, los brókers pueden ofrecer acceso a acciones, futuros y otros activos financieros. Sin embargo, los CFDs y el mercado Forex suele estar reservado a brókers online especializados en este campo (que, a su vez, pueden ofrecer la posibilidad de invertir en acciones físicas).

Por otra parte, podríamos dividir a los brókers online de acciones, Forex y CFDs en dos categorías:

  • Los brókers que pueden comprar y vender para sí mismos además de por orden de sus clientes.
  • Los brókers que no pueden comprar para sí mismos. Sólo son intermediarios puros.

Los brókers que operan por cuenta propia, tienen mesa de operaciones (Dealing Desk o DD) pueden ofrecer directamente contrapartida directa al trader o inversor. Es decir, son ellos los que compran cuando el trader vende y viceversa.

Este tipo de brókers pueden crear un mercado interno con sus clientes, por este motivo son llamados “Market Makers”. Suelen pedir poco capital inicial y permiten operar con volúmenes más pequeños.

Existen otro tipo de brókers online de Forex y CFDs para invertir en bolsa y otros mercados que no tienen mesa de operaciones (Non Dealing Desk o NDD). Estos agentes son intermediarios puros y lanzan las órdenes de sus clientes al mercado. Los brókers NDD pueden ser de dos tipos:

  • STP: se denominan brókers STP (Straight Through Processing) cuando las órdenes se ejecutan directamente con los proveedores de liquidez que tienen.
  • ECN: por otra parte, existen los brókers ECN (Electronic Communication Network) que, si bien son muy parecidos, forman parte de una red electrónica. A través de esta red obtienen los precios y ejecutan las órdenes en la msima.

La característica principal de los brókers sin posibilidad de operar por cuenta propia (NDD) es que tienen capacidad para conseguir mejores precios y, por lo tanto, mejores condiciones para el trader.

En principio, ningún bróker es mejor que otro, todo depende de las necesidades del inversor o trader, su estrategia y su estilo a la hora de operar.

¿Es un bróker lo mismo que un trader?

No, en absoluto. A pesar de que existen brókers que tienen capacidad para comprar y vender para sí mismos, el trabajo de un bróker es prestar servicios de intermediación financiera. La operativa que hacen por cuenta propia es simplemente un complemento a su negocio (ofrecer contrapartida a los traders).

Un trader es un inversor de corto plazo. Es una figura importante en los mercados financieros puesto que les aporta mucha liquidez a los mercados (es decir, proporciona órdenes de compraventa para que otros inversores o traders tengan contrapartida).

En la bolsa, coexisten traders, inversores de largo plazo, grandes instituciones financieras, brókers (que operan por cuenta propia y ajena), etc. Cada una de estas figuras aporta su papel y existen diferencias entre ellas.

El trader, en concreto, es aquel que compra y vende acciones con el objetivo de obtener beneficios con las fluctuaciones de precios. A diferencia del inversor (propiamente dicho), este operador de los mercados no se preocupa de los dividendos o los datos financieros de las empresas en las que invierte. Únicamente le preocupa una cosa: comprar a un precio para venderlo a otro superior. Es un operador activo.

También puede realizar la operación contraria. Es decir, puede vender primero el activo financiero (aun si tenerlo) y recomprarlo a un precio inferior para obtener beneficios con las caídas de cotización. A esta forma de operar se le llaman “posiciones cortas” y es posible hacerlas con facilidad gracias a los CFDs y otros instrumentos derivados.

Como es de suponer, un trader necesita un bróker de bolsa para operar en el mercado y un bróker necesita a los traders como clientes. Así pues, la bolsa es como un ecosistema en el cual todos sus elementos personales son necesarios.

Para finalizar, sólo resta hablar de una herramienta interesante que suelen proporcionar los brókers de bolsa online: la cuenta demo. Se trata de un simulador de trading, ofrecido de forma gratuita (y por tiempo ilimitado, en la mayoría de los casos), en el cual se opera en condiciones reales, salvo que el capital es virtual. Es una buena opción para afinar estrategias y conseguir experiencia en los mercados financieros.

Deja un comentario